Miró - La lámpara de carburo

1922-1923
Oleo sobre lienzo,
38,1 x 45,7 cm
Nueva York, The Museum of Modern Art
© 2004, Digital image,The Museum of Modern Art, Nueva York / Scala, Florencia

Miró - La lámpara de carburo

Este lienzo surge después de volver Miró a París en 1922; no se puede dejar de captar la general tendencia a la geometrización que ya Picabia y Duchamp habían iniciado durante la I Guerra Mundial. Si para estos artistas las partes abstractas empezaban a tener un papel fundamental y una marcada inventiva, aquí el artista dirige su formación personal hacia un constante y progresivo abandono de las formas. Tiende a desaparecer todo intento descriptivo de tipo naturalista, aunque aún encontramos una pequeña complacencia en la fruta representada en primer plano. También la lámpara conserva todavía un mínimo efecto claroscurista, del cual se sirve el pintor probablemente para dar una tridimensionalidad que por el contrario desaparece en la reja y en la fruta.

En esta obra, el estudio del espacio ha dado ya grandes pasos adelante: el cuadro resulta equilibrado y armónico tanto en sus geometrías, derivadas por el cuadrado irregular y la reja, y en la relación cromática de los objetos. El conjunto de los colores no crea discordancias, todos pertenecen a la gama del amarillo y del verdoso; la fruta contiene anaranjado, que es complementario del verde. Todo parece estar muy calculado, las relaciones entre los objetos consigo mismo y con los demás, hasta su modo de presentar sus respetos a la forma cuadrada del fondo.

Las obras de arte más buscadas del Miró