Dalí - Cestillo de pan

1926
Oleo sobre tabla,
31,5 x 31,5 cm
Saint Petersburg, The Salvador Dalí Museum, ant. E. and A. Reynolds Morse Collection

Dalí - Cestillo de pan

Pintado, como los dos cuadros anteriores, en el verano de 1926, firmado y fechado abajo a la izquierda, fue la primera obra de Dalí expuesta fuera de España. Se presentó en la "27th International Exhibition of Painting" celebrada en el Carnegie Hall de Pitts-burgh, en Estados Unidos, del 18 de octubre al 17 de diciembre.

Es un evidente homenaje a la tradición pictórica española con claras referencias a Velázquez y Zurbarán. A éste parece mirar el artista sobre todo en lo que concierne al paño sobre el que está el cesto; recuerda mucho la tela de los sayos del Beato Serapio y de los frailes pintados para la Merced Calzada de Sevilla, custodiados además en la Academia de San Fernando de Madrid (a la que asistió Dalí) desde 1816. Pero es precisamente la naturaleza muerta con el pan la que hace pensar en Zurbarán, en cuya producción se repite a menudo el motivo del cesto, lleno de panes u otro alimento: el primer caso se observa en Cristo niño contemplando la corona de espinas, La Natividad de la Virgen y La Virgen Niña rezando; el segundo, en San Hugo en el refectorio de los cartujos y La caridad de fray Martín de Vizcaya.

La minuciosa precisión con que en este caso se representan los mimbres del cesto y las mínimas protuberancias de la corteza del pan serán casi una constante en la obra de Dalí y aparecerá de nuevo en sus cuadros surrealistas. Veinte años después, en 1945, estando en América, realizará una segunda versión, un poco diferente, de este tema, que dará luego a Gala y se encuentra hoy en el Museo Dalí de Figueras.

Las obras de arte más buscadas del Dalí