Claude Monet - El estanque de los nenúfares (Los nenúfares blancos)

Año 1899
Óeo sobre lienzo, 89 x 93 cm Moscú, Museo Pushkin

Claude Monet - El estanque de los nenúfares (Los nenúfares blancos)

El cuadro del Museo Pushkin es uno de los primeros y más famosos paisajes de la serie de los Nenúfares. Es muy similar a la versión El estanque de los nenúfares, armonía verde, que se conserva en el Musée d'Orsay. La frondosa vegetación ocupa todo el cuadro, que queda sin cielo y sin línea de horizonte. En realidad, para designar obras de este tipo sería más correcto usar la expresión "panel decorativo", puesto que no estamos frente a una pintura de paisaje convencional. sino a una obra en la cual tienden a prevalecer valores de superficie, hechos realidad por la miríada de signos entrelazados que componen la escena.

En la década de 1910, Monet volverá a pintar esta parte del jardín con el puente japonés. En esa época, la materia pictórica del cuadro se habrá deshecho por completo y las formas del puente y la vegetación serán interpretadas como un auténtico torbellino de colores. Lionello Venturi escribía en 1939: "En esta serie, Monet, busca motivos excepcionales [...] se declara disgustado de todo lo que consigue con facilidad y hace prodigios de habilidad técnica. Los esfumados son homogéneos, rigurosamente concertados. Pero cuanto más se afinan los esfumados, menos conservan su vitalidad; cuanto más se cuida y se investiga la luz, menos se libera de una niebla que todo lo envuelve y que borra el objeto representado [...] Es verdad que el estudio de la luz en la serie es un programa científico, pero la realización pictórica revela tendencias sentimentales".

Las obras de arte más buscadas del Monet

logo slobidka 256

slobidka.com