Leonardo da Vinci - Santa Ana, la Virgen, el Niño y san Juanito (Cartón de Burlington House)

Año hacia 1501-1505
Tiza negra, albayalde y difumino sobre papel, 141,5 x 104 cm Londres, National Gallery

Leonardo da Vinci - Santa Ana, la Virgen, el Niño y san Juanito (Cartón de Burlington House)

En el siglo XVIII, este cartón era propiedad de la familia Arconati de Milán, de la que pasaría a Venecia y sería vendido a Robert Udny en 1763. Después de pasar por Burlington House y la Royal Academy, en 1966 llegó a la National Gallery de Londres.

El cartón, estilísticamente cercano a la Última Cena, nos recuerda las imponentes figuras de los apóstoles. Representa sin duda la producción más clasicizante de toda la obra de Leonardo, tanto que llevó a una parte de la crítica a decir, ingeniosamente, que la grandeza de estas figuras fue inspirada por alguna escultura clásica. Leonardo se esforzó en reproducir una sensación policéntrica de movimiento, haciendo de manera que los dos personajes se fundieran en un único conjunto, coronado por la cabeza de santa Ana.

El cartón se considera con razón superior al ejemplar pintado que se conserva en el Louvre. En los estudios gráficos a él referidos, y señaladamente en uno conservado en el Louvre, es clara la intención de Leonardo de utilizar invertido el mismo cartón, ya empleado para el brazo derecho de Pedro en la Cena.

El museo parisiense conserva diversos dibujos que marcan las etapas de la gestación del cartón y evidencian cuánto meditó Leonardo sobre esta composición. Están representadas las tres generaciones de la familia de Cristo: santa Ana tiene a su hija María en las rodillas y ésta sostiene al Niño, que se vuelve hacia san Juanito. La imagen, por la armonía de las formas y por el contenido lirismo de los sentimientos, es una de las expresiones más sublimes del artista.

Las obras de arte más buscadas del Leonardo da Vinci

logo slobidka 256

slobidka.com