Rafael Sanzio - Cristo bendiciendo

1505
Tabla, 30 x 32 cm, Brescia, Pinacoteca Cívica Tosio Martinengo

Rafael Sanzio - Cristo bendiciendo

Formaba parte de una antigua colección de Las Marcas la de la familia Mosca de Pésaro y llegó a la colección del conde Tosio en 1832. De pequeñas dimensiones, la pintura muestra a Cristo, con la cabeza ceñida por la corona de espinas, levantando el brazo derecho en acto de bendecir mientras que con la mano izquierda señala la herida del costado. La obra, sencilla en su impostación, es no obstante rica en influencias e intereses que muestran a Rafael obedecieñdo'a una actitud y una capacidad que lo distinguirán toda su vida abierto a los más diversos aspectos de la cultura contemporánea. Es indudable que en la ejecución de la figura, en cuyo rostro se ha visto una cierta semejanza con rasgos somáticos del propio Rafael, hay un reflejo del arte de Perugino, que en los primeros años del siglo XVI gozaba todavía de gran fama, sobre todo en territorio de Umbria y Las Marcas. Con todo, se une a este reflejo una cierta familiaridad con el arte flamenco que se adivina en el pintor, familiaridad caracterizada por la precisión en los detalles y en los efectos de la luz en el modelado de las carnes; la cultura flamenca era muy apreciada en Umbria tanto por la corte como por los artistas que habían trabajado en ella, como Giovanni Santi, el padre de Rafael.

Como se ha subrayado, la excelencia de esta imagen devocional, juntamente con su antigua procedencia, parecen pronunciarse a favor de un encargo aristocrático y de una fecha en torno a 1505, época en la que Rafael, ya en Florencia, continúa trabajando con éxito tanto para familias y fundaciones de Perugia como para miembros de la corte de los Montefeltro que, en la persona de la condesa Giovanna Feltria, facilitaron que el joven artista se instalase en Toscana recomendándolo al máximo exponente de la república florentina, Pier Soderini.

Las obras de arte más buscadas del Rafael

logo slobidka 256

slobidka.com