Francisco de Goya - El duque de Osuna y sus hijos

1788
Óleo sobre lienzo, 225 x 174 cm Madrid, Museo Nacional del Prado

Francisco de Goya - El duque de Osuna y sus hijos

Los duques de Osuna fueron los más afectuosos y sensibles de los patronos de nuestro artista, ya por el gusto con que apreciaban las novedades ya por la cantidad y variedad de los temas encargados. Pedro Téllez de Girón, noveno duque de Osuna, y Josefa Alonso Pimentel, condesaduquesa de Benavente, se casaron en 1774 y tuvieron numerosos hijos, de los cuales sólo sobrevivieron los cuatro que vemos en el retrato. A la izquierda, Francisco de Borja, que sucederá a su padre en el título; sentado, el pequeño Pedro de Alcántara, que será uno de los primeros directores del Museo del Prado; junto a la duquesa, Joaquina, a la que Goya retratará en 1805, ya marquesa de Santa Cruz, en escotado atavío de Euterpe, medio recostada en un diván con la cabeza coronada de pámpanos dorados; y de la mano de su padre, la otra niña, Josefa, futura duquesa de Abrantes. Los cónyuges tenían inquietudes políticas y culturales y su casa era frecuentada por literatos y artistas como los escritores Moratín y Meléndez Valdés, amigos de Goya. Pero en el retrato se evidencia que aquéllos no llevaban una vida de etiqueta, sino que sus relaciones llevaban el sello de una estima y una confianza verdaderas; por lo que podemos deducir de la manera en que Goya expresa los afectos en este cuadro, parecen profundos e íntimos, casi en sordina. Contribuyen a producir esta sensación diversos recursos estilísticos: el espacio indefinido, el fondo de tonalidad neutra, en el cual la luz va creando y difuminando las ligeras sombras, y los tonos suaves y acariciadores de la paleta: grises, rosas, verdes con la única nota sonora del rojo en la casaca del duque. En esta elegancia impalpable, toda ella de signo pictórico, donde no hay traza de bordados detallados y fastidiosos, sino sólo el toque modulado del pincel, parece traslucirse la influencia de los ejemplos más señeros del retrato inglés del Setecientos, en especial de Gainsborough.

Las obras de arte más buscadas del Goya

logo slobidka 256

slobidka.com