Picasso - La cocina

1948
Óleo sobre lienzo, 175 x 250 cm París, Musée National Picasso

Picasso - La cocina

Pablo hizo una primera versión de un gran cuadro titulado La cocina, inspirado en la del apartamento de la Rue des Grands Augustins, donde cenábamos a veces. Estaba toda pintada de blanco y aparte del mobiliario habitual comprendía algunos pájaros en jaulas; las únicas notas de color eran tres platos españoles en una pared. En lo esencial, se reducía a un cubo vacío, completamente blanco, animado sólo por los pájaros y los tres platos. Una tarde, Pablo me dijo: 'Haré un lienzo de ella, un lienzo hecho de nada'. Y así lo hizo. Trazó una red de líneas de fuerza que determinaban el espacio y algunas líneas concéntricas que parecían dianas: los platos españoles". Con estas palabras describe la génesis de la obra Frangoise Gilot, compañera del artista durante muchos años. En realidad se pintó en dos versiones y ésta es la segunda. Según Frangoise, Picasso declaró: "Ahora tengo dos posibilidades de desarrollo para este lienzo. Haré una segunda versión totalmente idéntica y continuaré con ella". En comparación con la primera, ésta contiene algunos detalles que confirman lo dicho por Frangoise: los tres platos españoles, tres hojas de una planta gruesa a la derecha y algunas siluetas de pájaros en el centro.

Las obras de arte más buscadas del Picasso