Francisco de Goya - El coloso

Hacia 1808
Óleo sobre lienzo, 116 x 105 cm Madrid, Museo Nacional del Prado

Francisco de Goya - El coloso

No se conoce la fecha de la ejecución de esta pintura, pero se tiende a situarla al principio de la Guerra de la Independencia, de cuyos horrores sería prefiguración. Se cita entre los bienes de Goya en el inventario hecho a la muerte de su mujer, en 1812, que por tanto nos sirve de fecha ante quem. Se trata de una de la imágenes más enigmáticas de toda la obra de Goya: el título procede de una estampa análoga. Un pueblo entero parece huir Necipitadamente por la llanura, en plena noche, de un peligro desaforado e inminente: no está claro que este peligro sea el gigante que, levantando un puño amenazador, recorre el horizonte envuelto en las brumas. Podría ser él la causa y por lo tanto identificable con el poder absolutista, o bien con la guerra contra los franceses. Pero se ha indicado que en un poema de J. B. Arriata, Profecía del Pirineo (1808), se describe la aparición de un gigante, genio tutelar de España, que se alza como defensor de el país contra los ejércitos napoleónicos. Y de hecho el gigante de Goya no persigue a la población en fuga sino que se dirige en sentido contrario. El empaste grueso, las pinceladas desunidas y la dominante tonalidad oscura recorrida por estrías pardorosáceas, anticipan las soluciones goyescas de la Quinta del Sordo.

Las obras de arte más buscadas del Goya