Francisco de Goya - La Cometa

1777-1778
Óleo sobre lienzo, 269 x 285 cm Madrid, Museo Nacional del Prado

Francisco de Goya - La Cometa

Esta pintura forma parte de la serie que concluye los cartones para tapices destinados al comedor de los príncipes de Asturias, que Goya entrega el 26 de enero de 1778. La detallada descripción del artista menciona trece figuras e incluye por tanto las del segundo plano, desenfocadas. Se respeta el esquema de distribución piramidal, recomendado por Mengs en sus escritos, pero Goya introduce una diversificación (que sin embargo representa un paso atrás, con respecto a la impostación, más moderna, del Quitasol) al añadir un segundo plano poblado de personajes definidos con una pincelada abocetada, transparente como una acuarela, y luego un tercer plano, paisajístico, que se pierde en la lejanía. Son espléndidas las figuras de los majos, con sus trajes de colores plenos y vivos y sus largos cabellos recogidos en redecillas; es de destacar sobre todo el de la chaqueta azul con alamares de oro, pero también el que se envuelve en la capa en segundo plano, que es una cita de los bravucones del Paseo en Andalucía, pintado pocos meses antes. La tonalidad general de la escena es cálida, tendente al amarillo, por obra de la extensa nube polvorienta que ocupa gran parte del cielo y de la luminosidad difusa de la hora, que se diría de media tarde.

Las obras de arte más buscadas del Goya